Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, si continua navegando por nuestras páginas se le supone informado al respecto

Alarmas ¿Relamente valen la pena? Alarmas ¿Relamente valen la pena?

Alarmas ¿Realmente valen la pena?

Diciembre 10, 2018

 Algunos clientes acuden a nosotros porque ya tienen una y, desafortunadamente, han sufrido un robo de todas formas.


Es una de las preguntas más repetidas por nuestros clientes cuando se ponen en contacto con nosotros para mejorar la seguridad de su hogar o negocio. En algunos casos porque dudan si invertir en mejores productos de cerrajería o por el contrario hacerlo en una alarma en otros, porque desafortunadamente ya tienen una y han sufrido un robo de todas formas, y por lo tanto, ya no confían plenamente en ella.

Poder disuasorio.


Una de las características de las alarmas es que normalmente, la empresa instaladora proporciona un cartel que avisa de la existencia de la misma. Generalmente se colocan en la puerta de entrada o en un sitio bien visible.
(Recordemos que esos ladrones de película que son capaces de desactivar y rápidamente y a distancia las alarmas hasta de casinos de Las Vegas suelen ser eso, ladrones de película).
Personalmente hemos tenido casos de clientes (bastantes) que nos han pedido directamente que les vendiésemos solamente la placa para conseguir así el efecto disuasorio de la alarma sin tener que gastar en el producto y pagar la mensualidad, incluso se pueden adquirir fácilmente por internet. Sí, puede que a más de uno le funcione pero, si mucha gente lo hace y los ladrones se dan cuenta, perderá ese poder disuasorio y no les dará miedo intentar entrar, tendrán muchas posibilidades de que sea un farol del inquilino o propietario.

Las alarmas fallan más que una escopeta de feria.


¿Lo habías escuchado alguna vez? Nosotros sí. Que ha pasado una mosca, que el gato ha saltado más alto de lo esperado, que simplemente se trata de un fallo técnico, todo ésto puede pasar y la empresa lógicamente se toma la molestia de llamar al cliente, con el consiguiente susto, pedirle datos, pedir que verifique que no hay nadie, etc.
Igual que fallan cuando no hay peligro, también pasa al contrario. Casos en los que hay un ataque a nuestra puerta, consiguen entrar y por razones desconocidas la alarma no se da cuenta, no da aviso, ni pita y los ladrones o okupas tienen el camino libre durante el rato que necesiten.

El aviso, cuando ya no hay anda que hacer.


Efectivamente, las alarmas cuando nos avisan y el aviso es correcto ya lo tenemos todo perdido, significa que los cacos YA han conseguido entrar en nuestra vivienda. Es ilegal avisar a la policía porque alguien toque nuestra puerta si aún no ha hecho ningún destrozo, puede ser un vecino que quiere hablar con nosotros o alguien que simplemente pasa por allí. Incluso las alarmas de "detección anticipada" avisan cuando algo ya ha sido atacado y perjudicado, como por ejemplo el bombín. Sí, tienen el beneficio de avisarnos y tomar fotografías o vídeos en muchos casos pero, durante el tiempo de protocolo de llamada al cliente, verificación de datos de seguridad, comprobación visual de allanamiento de morada, etc. y finalmente llamar a la policía, cuando esta llega, a los ladrones ya les ha dado tiempo de entrar, revolver la casa y huir. De hecho los estudios indican que en los robos domiciliarios los cacos permanecen una media solamente de diez minutos en el interior.

El negocio de las alarmas.


Las alarmas tienen sentido en determinados espacios. Por ejemplo en empresas que permanecen cerradas durante la noche, fines de semana o vacaciones .¿Porqué? Pues porque generalmente los ladrones que roban en empresas o fábricas no van a por un billete de 50 euros de encima de la mesa como puede pasar en viviendas, fácil y rápido para abandonar la casa cuanto antes, sino que suelen tener por objeto robar mercancías, abrir o llevarse cajas registradoras, cajas fuertes... necesitan mucho más tiempo y una alarma (aunque el proceso sea lento) siempre nos facilitará actuar antes de que desvalijen el local completamente.
Ultimamente una serie de empresas de alarmas intentan abarcar todos los clientes posibles sean del perfil que sean, a ellos lo que les importa es tener cuantos más abonados mejor. Se han convertido en una especie de empresas de telefonía pesadas que te llaman a casa, hacen anuncios en televisión y radio, intentan colarte ofertas con contratos de permanencia... es más difícil darse de baja de sus servios que de una secta. Además de que muy posiblemente los productos (cámaras, detectores...) o los has tenido alquilados y al final no son tuyos , o si te los han ido vendiendo poco a poco cuando por fin consigues desvincularte de esa empresa es una tecnología propietaria con la que no trabaja nadie mas.

Priorizar tu presupuesto.


Hay muchos tipos de bolsillos y lógicamente habrá mucha gente decidida a instalarse una alarma porque ya tiene protegidos todos sus accesos, las cuotas le parecen bien y quiere un más a más porque no le importa el dinero pero, ¿es ese tu caso?.
Debemos invertir en productos que nos protejan físicamente, ya sabemos que las alarmas se pueden activar por zonas cuando estemos en el interior de la vivienda, pero en el día a día son opciones que muy poca gente utiliza, lo cual nos lleva a que la alarma puede ofrecer un cierto grado de protección a nuestras pertenencias cuando no estamos, pero tiene un impacto mínimo en la seguridad que de verdad importa, la de las personas. ¿Por qué no invertimos en productos que eviten esa situación y nos protejan (primero de todo) para que no consigan entrar?

Podemos ofrecerte algo diferente.


Es muy importante tener en cuenta los diferentes accesos.
Para la puerta principal las opciones son casi infinitas: Sustituir la puerta actual por una acorazada, mejorar el bombín y escudo, instalar una segunda cerradura... Pero también controlar los accesos secundarios: otras puertas, acceso desde el parking, ventanas, balconeras...
para estos accesos casos instalar rejas fijas o batientes, puertas de garaje con motores de bloqueo...
Todo esto con una inversión de un solo pago, material que será nuestro y haciendo que el caco se lo piense dos veces o no consiga entrar.

También queremos citar nuestro Kit de vigilancia SDE sin cuotas. El cual puedes instalar tú mism@. Se conecta mediante una aplicación directamente a tu Smarphone y te avisa de movimientos sospechosos. Además, podrás ver en vídeo en cuaquier momento qué está pasando en tu hogar o negocio. Sin intermediarios, sin pagos mensuales, totalmente tuyo y personalizable con diferentes gadgets a partir del Kit básico. Puedes obtener más información en éste enlace que te llevará a la ficha del Kit en nuestra tienda online.

E. González.


Guardar

Guardar

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.